Huelga 2017 en la mirada del CUCA 2005


2005 - Barricada del portón de la Ave. Ponce de León, Museo.

Le digo al compa “la huelga estudiantil de 2017 se parece cada vez más a la huelga del CUCA.” La comparación le hace reír y medio brincar de sorpresa. Le aclaro rápido, para evitar tensiones, que la comparación es “en el mejor de los sentido,” y entonces reímos juntos. Los parecidos entre una huelga y otra, sin embargo, me parecen interesantes. Fui parte de aquella huelga indefinida de 26 días de ocupación del recinto de Río Piedras en 2005 contra el aumento de 33% en todos los costos, incluida la matrícula. Como delegado del Comité de Humanidades formé parte del Comité Timón (¡que así le llamábamos!) que era una especie de comité general de huelga, comité central o como gusta mucho ahora, comité coordinador.

2004 - Huelga en defensa de las clases de verano

En 2005 llevaba poco más de 4 años en la Organización Socialista Internacional (OSI) y mi experiencia política era, todavía, limitada. Había sido parte de la exitosa huelga indefinida (que duró 2 días) en defensa de las clases de verano en 2004 y participado en protestas relacionadas a Vieques, la Guerra y la Brutalidad Policiaca.

Pero para lo importante, la huelga de 2005 fue “mi primer gran proceso”, pues entre otras cosas, había estado allí desde el inicio, era un asunto que verdaderamente me tocaba como estudiante y había participado directamente en su desarrollo. Aquel proceso había sido nuestro—de los doscientos y pico de estudiantes que hicimos la huelga. De ahí el orgullo que sentimos todavía hoy aquel estudiantado rebelde. El proceso había sido una escuela.

La huelga del 2005 fue el producto de un voto mayoritario en Asamblea de Estudiantes reunida en el Complejo Deportivo del recinto. Aquel día de abril, el mismo Prof. Conland de hoy fue con una cámara desechable a tirarnos fotos, en plan carpeteo, a lo old school. Doce años después sigue con la misma camisa. Jajaja.

Huelga para organizarse

La gran mayoría de las personas huelguistas le votamos en contra a la huelga en la asamblea. Nuestra razón era sencilla: la huelga no contaba con la preparación adecuada. Yo había presentado una moción para una huelga en dos semanas, luego de las Justas, creando comités de huelga por facultad y planteando un ultimátum a la administración por lo que recibí el abucheo más grande de mi vida. ¡Papelón! El estudiantado tenía el instinto importante de que había que hacer algo de inmediato y la “huelga indefinida” era lo lógico. De organización nada o poco.

Pero ni dos semanas, ni un mes, ahora creo, hubiesen hecho la diferencia en el resultado básico del proceso: las administración logró imponer el aumento, y nuestra principal victoria fue aprender, quedarnos organizados, ganar espacios, avanzar posiciones. Se puede decir a la distancia que nuestra principal victoria fue prepararnos para 2010. Claro, ahora es fácil decirlo pero si me hubiesen dicho eso en 2005…

Como la huelga de 2005, esta huelga 2017, vista nacionalmente, tiene un número bastante alto de estudiantes de todos los años de estudio con poca o ninguna experiencia política u organizativa previa. Un compa del CUCA decía sobre sí mismo en Facebook que está en las luchas “desde el 2005, cuando no sabíamos hacer ni un piquete.”

Uno de los posibles efectos de esta relativa falta de experiencia es que asuntos como el manejo de reuniones, el desarrollo de propuestas o demandas, la organización de los trabajos y la delegación de tareas cuestan mucho esfuerzo y mantiene buena parte de las huelgas trabajando y mirando hacia adentro. En 2005, además de lo interno, la inexperiencia nos pasó factura en el manejo de las relaciones entre recintos pero sobre todo en la negociación. En 2010 supimos darle respuesta a muchas de estas deficiencias porque habíamos vivido 2005. Entonces, ¿para que se prepara #LaGranHuelga2017?

Huelgas Visionarias

La huelga del CUCA fue un evento visionario que rompió con la relativa normalidad de los gobiernos PPD adelantando que “por ahí vienen aumentos en el agua, la luz, en todo, porque es una crisis profunda del capitalismo y la colonia.” (En síntesis lo que decíamos.)

Nuestra movilización hizo hincapié en la crisis del sistema, como ahora, en medio de una inmensa campaña contraria de los medios de comunicación. Además de la ocupación del recinto, el CUCA puso en práctica la educación en los portones, la integración del arte y la cultura a la movilización, y las relaciones nacionales entre recintos. Por eso creamos el Frente Nacional Contra el Alza, ya que de algún modo en 2005 una unidad sistémica parecía necesaria, aunque no había conceptualización o estuviéramos buscando algo como “huelga sistémica.” Lo importante es insistir en que muchas dinámicas claves del 2010 y 2011 fueron ensayadas en 2005 (incluso antes, claro). Solo así mejoramos.

La huelga 2017, como la del CUCA, es una huelga visionaria pues nos plantea la impugnación temprana de la Junta que llegó con el supuesto apoyo de la población en la lógica de vengarse de los políticos locales. Ya esa lógica se deshace con rapidez.

Movimiento Estudiantil Utuado impulsa la Reforma Agraria - Foto: FB

Visionaria porque anda utilizando la autogestión como la herramienta política principal de organización del movimiento. Cuándo en un futuro decidamos sublevarnos de verdad y por todas contra los poderes, ¿no tendremos que recurrir a los estilos de participación y gestión solidaria de la vida que prefiguran los y las estudiantes? ¿No es esa capacidad de correr la universidad, de mantener la educación en los portones, la energía que necesita un proceso de reforma universitaria? ¿No es esa la energía y creatividad que necesitará un proceso de transformación social desde abajo en Puerto Rico?

Tras la huelga del CUCA, la inmensa mayoría de aquellas doscientas personas se quedaron organizadas en algún lado. Muchas se unieron a las organizaciones políticas existentes. Surgió Masfalda, organización feminista estudiantil, para organizar la rabia de las mujeres activistas y comenzar a cambiar definitivamente la discusión sobre el machismo en el movimiento. Se siguió protestando a contra corriente la privatización del Teatro y otras cosas. Se creó la Liga Estudiantil, independentista y socialista, y allí estaban compas del CUCA. Luego surgió el Comité contra la Homofobia y el Discrimen. Y así… Lo que nació aquellos días de huelga en 2005 no desapareció sino que se transformó. Como pasa siempre. Como sucede cuando un movimiento es de verdad.

¿Estructuras permanentes, Redes de Trabajo, Movimiento Social?

Ahora en esta segunda parte de la huelga 2017—tras las espectaculares ratificaciones en Mayagüez, Cayey, Humacao,Río Piedras y Bayamón—de algún modo el clima invita a una conversación sobre los objetivos organizativos del movimiento.

Pleno previo al paro del 28 de marzo - Foto: CCE

Hasta el momento han logrado un nivel respetable de organización. Han usado la huelga como táctica, precisamente para organizar un movimiento nacional de resistencia a los recortes, el primer round contra la Junta. Con su accionar han insistido que la lucha es más grande que los recortes en la UPR. Fortalecieron el mecanismo de la auditoría en toda la población.

El contexto, sin embargo, es de al menos varios años de planes y choques estructurales administrados por la Junta Federal en una dinámica de poderes que anda definiéndose ahora mismo. La estrategia del movimiento, a largo plazo, por ende, parece estar definiéndose también ahora mismo, mientras se producen estos choques iniciales.

Entonces, ¿quedará organizado el movimiento estudiantil en alguna estructura permanente después de la huelga? Si la lucha va más allá de la UPR, ¿qué organizaciones o redes de trabajo formaremos aquellas personas que no somos parte del movimiento estudiantil? ¿Tendremos capacidad para desarrollar de una vez un movimiento social que afecte la política en Puerto Rico?

En el aire corren diversas ideas: la creación de una Federación Estudiantil, los recates de espacios dentro de los recintos o en áreas adyacentes, la organización de un Congreso multisectorial que prefigure un movimiento social coordinado de oposición a la austeridad, entre otras cosas.

Lo que es seguro es que esta conversación es al menos posible en estos tiempos y que una de las primeras tareas es seguir aprendiendo de los procesos reales de lucha y auto organización de la gente, que como el estudiantado de la UPR o las madres de las escuelas cerradas, van a resistir la austeridad violenta de la Junta en los próximos días, meses y años.

* Fotos: IndymediaPR, CCE -RP, Internet.


Entradas destacadas
Entradas recientes