Activismo precario y austeridad social


Trabajo intentando darle forma a una organización—el CDPEC—que pueda adelantar proyectos concretos en medios de esta terrible austeridad económica.

Nuestro trabajo, sin embargo, es bastante precario.

Lo que hacemos tiene una dimensión social clara, pero también una perspectiva política.

"El Pantera de base se levantaba al alba y se acostaba tarde, y hacía todo lo necesario para que los programas funcionasen, desde los hermanos y hermanas que preparaban los desayunos para los escolares, hasta quienes iban puerta por puerta recogiendo firmas para una plataforma reivindicativa, recogiendo ropa para el programa de ropa gratuita o abasteciéndose de provisiones que donaban en los comercios del vecindario. La vida del Pantera de base era larga, dura y llena de trabajo."

Mumia Abul Jamal – Historia de los Black Panthers

Lo que hacemos tiene una dimensión social clara, pero también una perspectiva política: los proyectos sociales contra la crisis pueden ser la base (social, material, institucional) sobre la que se desarrolle una impugnación más fuerte del sistema. Un barco para navegar con fuerza un mar de retos y cambios políticos.

La lucha social siempre es precaria, escucho con frecuencia, cuando me decido a hablar de los retos detrás de Comedores Sociales de Puerto Rico (CSPR) y el Centro para el Desarrollo Político, Educativo y Cultural (CDPEC). Parece que tienen razón. Estos cuatro años en los que desarrollamos el modelo de comedores sociales han sido durísimos. Cualquier persona que haya cocinada para mucha gente de manera rutinaria sabe el trabajo bestial que requieren las cocinas, como va lastimando el cuerpo, el stress, el trabajo 24/7.

Comedores Sociales fue una manera de vincular nuestra sobrevivencia personal y el trabajo político, de hacer el trabajo social y político a tiempo completo. No me arrepiento. Cuando uno tiene un trabajo, el que sea, está obligado a estar ahí sus 40 horas, más la transportación, la preparación y horas perdidas. En el 2013 estaba cansado de hacer el trabajo social y político con el tiempo que me sobraba, como si fuera un hobby porque no me daba para más. Así he visto a muchos compas de izquierda. Así el sistema quiere que estemos: cansados, ocupados, desconectados.

Del proceso preparatorio de la huelga 2010 y 2011 aprendí que es posible dar una pelea de calidad contra los de arriba si esa pelea se prepara y tiene recursos. Si hay preparación y recursos, y esto último, no solo dinero.

Durante aquella huelga dimos una buena pelea. Logramos juntar a los mejores activistas, se desarrollaron organismos útiles, autogestionados y financiados de manera popular. Como en esta huelga 2017.

Si es posible dar la batalla y vencer a los de arriba mediante la preparación y el desarrollo de recursos, entonces, ha sido nuestro razonamiento, nuestra tarea principal será prepararnos y desarrollar recursos para que las luchas sean mejores, cada vez más efectivas y cada vez más masivas y populares.

Suena bien, claro, pero cómo se hace.

Trascender el capitalismo, su rutina demoledora, a favor de una sociedad más justa e igualitaria sigue siendo el objetivo de todo el trabajo que hacemos en CDPEC y CSPR. Lograr la transformación, la libertad de las personas.

Lo que hacemos, como me decía Kique Cubero, “son coordenadas” de acción y pensamiento más que un planteamiento político acabado. Nuestra principal consigna sigue siendo que ¡hay que experimentar! ¡Hay que intentarlo!

¿Cómo enfrentamos la precariedad de la vida también dentro del activismo? ¿Cómo creamos espacios, redes de trabajo, de apoyos concretos, que reduzcan la precariedad de nuestros proyectos en beneficio de nuestros objetivos sociales y políticos? ¿Cómo generamos financiación para dejar de sobrevivir y tener mayor impacto social?

No hay respuestas, solo coordenadas.

Los proyectos contra la crisis tienen un enorme potencial en tanto respondan de verdad a las comunidades en las que estén. Hay que seguir autogestionando nuestros recursos no por el resultado (el dinero recaudado, los materiales acumulados, etc.) sino por el proceso mismo, porque estamos confirmando que el trabajo cambia a las personas. Sobre todo, que otro tipo de trabajo cambia a las personas. Y ese enorme potencial de cambio está en todas partes, está en nosotros y nosotras, en nuestras comunidades.

Así, la precariedad de todos los días molesta menos, un día como hoy celebro que estoy vivo y me reafirmo que seguiré donando mi tiempo para cambiar a Puerto Rico. Siempre de pie.


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

HORARIO DE OFICINA

Trabajamos todo el tiempo, pero todavía no tenemos horario de oficina. Escríbenos al email cdpecpr@gmail.com al teléfono 787-384-6973

DIRECCIÓN POSTAL

Urb. Bonneville Heights

Calle Aibonito #23

Caguas, PR, 00727

cdpecpr@gmail.com

SUSCRÍBETE:​​

Suscríbete para Obtener Actualizaciones

CONÉCTATE A NOSOTR@S

  • w-facebook
  • w-youtube

© 2023 by Name of Template. Proudly created with Wix.com
 

CONTACTO

Tel: 787-329-7479
cdpecpr@gmail.com